Artículos de Salsa

Un viaje por la historia a través de Rubén Blades

Un viaje por la historia a través de Rubén Blades

Por: Priscila Delgado

@Pris_EDelgado

Rubén nunca hipotecó sus ideales y es el fruto del vientre de la justicia social proclamada por él en casi todas sus canciones. Estas enseñanzas son producto de su madre, su padre y del barrio.

El escritor venezolano Edgar Borges invita al cantautor Rubén Blades a realizar un viaje por la memoria y lo hizo bien.

cubierta_vinculos._apuntes_con_ruben_blades_de_edgar_borges-2Rubén, quien es literatura y música en su grado más alto, abre su corazón -encerrado para muchos-, cuenta anécdotas desde su ventana y revela qué lo lleva a escribir lo que hoy es un legado musical de este personaje tan nuestro, quien nos desvela un poco de su alma y sus musas.

Su vínculo con Gabriel García Márquez, su familia, América Latina, su madre tierra, que en un paralelo la lee como una sola, una América latina sin fronteras. Sus sueños de niño, con el olor de la comida que nos lleva a su infancia en San Felipe, que es donde inicia desde muy niño su exitosa carrera artística.

Este libro, “Vínculos. Apuntes con Rubén Blades”, inicia desde la ventana de su casa, en donde va descubriendo el mundo y se convierte en el “poeta de la salsa”, impregna su música de olores de barrio, él mirando el mundo como lo que denomina “el teatro de los otros” y que también, sin saberlo, era un poco el de él.

Fueron Kafka y García Márquez, además de cómics, los que lo fueron acercando a la vida cuando apenas contaba con 7 años de edad.

Ese deseo natural de contar historias nacidas de su visión de libertad, siempre moviéndose, descubriendo, enfrentando y probando. Así construye estas crónicas urbanas que Edgar Borges va desvelando en su libro como un diálogo callado entre Rubén y él. De pronto encontramos la letra de una canción para continuar la historia de la misma y la razón de ser de esta.

Tal vez muchos no saben que su primer intento para triunfar lo llevó a Nueva York y que llamó la atención a Pete Rodríguez con el disco “De Panamá a Nueva York”. Él decía: “Suena bien”, trae canciones sabrosas, pero no son para bailadores, y Rubén se regresa con la guitarra y sus esperanzas en la mano, porque sus canciones eran “muy buenas, pero muy extrañas”. Esas canciones que parecían extrañas son las que lo catapultan a la fama.

Rubén nunca hipotecó sus ideales y es el fruto del vientre de la justicia social proclamada por él en casi todas sus canciones. Estas enseñanzas son producto de su madre, su padre y del barrio, que fue una buena escuela para aprender.

Hay un párrafo en el libro que es toda una proclama de justicia social, en el que dice: “Si hay corrupción, mediocridad o ineficacia es también por nosotros los ‘asociados’, donde existe gente que no actúa cívicamente o solidariamente, pero son considerados ciudadanos, aunque no aportan nada positivo y, por el contrario, dañan a la sociedad y su idea. Por eso tiene que existir integridad personal, ser consecuente con lo que se dice y se siente. Servir es un propósito que va más allá del egoísmo y la ganancia personal”. Así piensa Rubén Blades y lo manifiesta en este libro.

Cuenta cómo termina su relación con la Fania, en la que produjeron su música sin consultarle, desbarataron su trabajo mezclando canciones que no eran originales de él, sin ton ni son y sin entender el concepto que animó a cada una de las producciones escritas por Rubén, razón que lo llevó a demandarlos legalmente.

A Rubén le tocó escribir un ciclo de la historia, ciclos geográficos en los que América Latina entera estaba sumida en una historia muy importante, de allí surgen “Tiburón”, “Pablo Pueblo” y “Buscando América”. No obstante, su argumento va naciendo de calle 13, San Felipe, y en la medida que crecía iba entendiendo las realidades sociopolíticas, que son parecidas en toda América y reflejan la misma pobreza, circunstancias y problemas.

No es necesario cruzar un puente, porque no existe separación. La frontera es algo artificial, creado por el odio, el racismo, la antisolidaridad. Por eso creó esta música, con la que el mundo entero reaccionó al unísono y que le permitió ser un cantor del mundo.

Este libro de apuntes de Rubén Blades nos lleva a conocer mucho más de su vida, a identificarnos más con cada una de sus canciones, que son los referentes de muchos y que se quedaron para la humanidad.

SalsaJazzy

Septiembre 16th, 2014

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *