Historia de La Salsa

La Salsa

Un Breve Resumen de la Historia de la Música Salsa de sus Raíces hasta lo que fue en la década de los setentas Negro_fandango_scene copy

Quizás hay muchos libros hoy día que hablan más profundamente sobre el origen de la música salsa sus raíces y origen etc. Pero siempre en lo personal a mi me ha gustado este corto pero muy acertado ensayo del Profesor Nicolás Ramos Gandía de la Universidad de Interamericana de Puerto Rico donde el escribe un estudio de la evolución histórica e influencia de los géneros musicales de Cuba: el Son, la Rumba y el Danzón con sus variantes y de otros movimientos musicales en la Salsa. Se explica cómo, desde los años 20 hasta principio de los 60, dichos géneros fueron evolucionando hasta forjar los contornos sonoros de la Salsa. A continuación los dejo con el ensayo.

Introducción
La Salsa, como manifestación musical de un entorno social marginado,fue atacada desde distintos flancos, tanto musicales como sociales. Sus detractores alegaban que era: “música cubana vieja y poco innovadora”; “música de barrio de mala muerte”; “música sin contenido y simplista”; y mil frases más que, en este momento, está de más citar. En su origen, otros géneros de la música popular como el Tango, el Jazz y el Rock sufrieron ataques similares para luego convertirse en expresiones musicales dignas de investigación académica.
Antecedentes de la Música Cubana
La música, como todo otro elemento sustantivo de una cultura, no puede ser bien apreciada en sus valores sin conocer su función en la integridad del sistema de esa misma cultura, de la cual aquélla forma parte. La música en general, así sus expresiones como sus instrumentos, responden a factores muy complejos; sin el estudio de éstos, aquélla no puede ser comprendida.
Fernando Ortiz
España, al momento del “descubrimiento” de América, era un país de carácter multi étnico debido a las dominaciones romanas, visigodas y musulmanas que sufrió entre los años 218 a.C. y 1479 d.C., este último, año de la reunificación política del país. España tuvo una influencia abarcadora, profunda y determinante en el carácter socio cultural del Caribe Hispano y, particularmente, en Cuba y Puerto Rico hasta el final de su dominación de cuatro siglos. Los españoles aportan a la música cubana y caribeña la estructura melódica, los instrumentos de cuerda pulsada y las formas literarias, tanto escritas como orales, entre las cuales se destaca la décima, fundamental en la composición e improvisación de nuestros pueblos. “Unas músicas entraron en Cuba como propias de los conquistadores y de la clase dominante; otras como de los esclavos y de la clase dominada. Música blanca, de arriba, y música negra, de abajo. Por eso sus manifestaciones han sido muy cambiadizas, sus influjos muy distintos y variable su trascendencia en la plasmación de la musicalidad nacional, según las peripecias sufridas por la estructura económica, social y política del pueblo cubano.” (Ortiz, 1975)
Los españoles colonizan a Cuba y, en los primeros 50 años, prácticamente exterminaron a los aborígenes cubanos. Éste hecho provocó que de las estructuras sociales y culturales de estos pobladores originarios muy poco sobreviviera ante el paso de la colonización. Sólo podemos hacer una referencia limitada a sus Areitos que era una manifestación musical, danzaría y religiosa colectiva, pues los cronistas españoles se circunscribieron a describir la misma de manera superficial. Además, luego de la colonización española, la influencia indígena en las islas del Caribe jamás alcanzó los ribetes que tuvo en Centro y Sur América. Recordemos que Diego Velásquez, quien en el 1510 inició la colonización de Cuba, recurrió a traer esclavos africanos – principalmente, de las tribus Yoruba (Lúcuma), Bantú (Congo) y Carabalí- para proveer la fuerza de trabajo. El sistema esclavista en Cuba permitió a los africanos conservar algunas de sus costumbres, tradiciones y modos de vida, principalmente, sus toques de tambores, sus cantos religiosos o profanos y les proveyó la organización social de ayuda mutua conocida como el Cabildo. Las tribus africanas aportan el ritmo, la creación de tambores y otros instrumentos percusivos, así como, la estructura de cantos basados en la alternancia entre el cantante solista y el coro. “La fusión de las diferentes culturas africanas con los elementos de las culturas hispánicas dio inicio a un complejo proceso de transculturación al cual, con el tiempo, se le añadieron elementos de otras culturas de posteriores migraciones. Este fue el caso de aporte de los franceses, chinos, haitianos, jamaiquinos y mexicanos. No debemos olvidar que otras culturas ejercieron por vía indirecta una fuerte influencia sobre la cultura cubana. Estos fueron los casos en el siglo XIX de la cultura italiana y en el siglo XX de la norteamericana”. (Alén, 1992)
La mayoría de los estudiosos coinciden en que a fines del siglo XIX, en ese crisol de costumbres, creencias e ideas, surgen las manifestaciones de la nacionalidad cubana y, entre éstas, la música cubana con sus géneros musicales más influyentes en la Salsa: el Son, el Danzón (con todas sus vertientes) y la Rumba. La Salsa se fundamenta en formas y estructuras musicales de dichos géneros cubanos y, en menor medida, de la influencia tangencial de géneros como: la Bomba, la Plena, la Samba y el Jazz, pero debemos enfatizar que su columna vertebral es, sin duda, el Son y el enfoque ecléctico al manejar la fusión de esos géneros musicales.